La FIFA informó que abrió un procedimiento disciplinario contra México debido a supuestos cantos homofóbicos de sus aficionados durante el partido contra Alemania por el Grupo F del Mundial de Rusia 2018.

Los aficionados lanzaron el “¡eh, puto!” al menos en dos ocasiones cuando el arquero rival ponía el balón en movimiento desde la meta, en el juego que el Tri ganó 1-0.

México fue multado varias veces durante las eliminatorias al Mundial por estos cantos, por lo que la federación de México ha pedido a sus aficionados que dejen de hacerlo.