La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) informó que han muerto 39 manatíes en la Reserva de la Biósfera Pantanos de Centla, Tabasco, durante los últimos tres meses, pero que no han logrado determinar la causa, por lo que siguen trabajando.

Indicó que revisaron las instalaciones de hidrocarburos y líneas de conducción de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), donde encontraron una pequeña iridiscencia de hidrocarburos sobre el espejo de agua en el pozo 75 del Campo Chichicastle; mientras que el pozo 76 no encontraron ninguna irregularidad.

Añadió que un grupo de especialistas comenzó recorridos acuáticos en la zona de los Bitzales, Chilapa, Centla, San José y Jonuta para identificar sitios con florecimiento de cianobacterias “con objeto de cuantificar la densidad de algas nocivas, comprobar la existencia de cianotoxinas en columna de agua, sedimentos y organismos”, explicó.

En tanto, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que ya operan tres de las cuatro plantas potabilizadoras que se habían comprometido a habiliar; así como que están en operación dos pozos profundos.

Además, dio a conocer que se realizó un recorrido en campo para identificar los sitios en donde se colocarán otras tres potabilizadoras que llegaron durante el fin de semana.

Adelantó que la Conagua presentará al Comité de atención a la contingencia por mortandad de manatíes los resultados del análisis de agua de las muestras tomadas a mediados de agosto el fin de semana.

La primera semana de septiembre se convocará nuevamente al comité para el análisis e integración de la información generada durante la atención de esta contingencia.