Hace dos años, Apple decidió deshacerse de la entrada de 3.5 mm para audífonos convencionales. En ese entonces, todos los nuevos iPhone venían con un adaptador que permitía conectar los audífonos normales, pero esto se acabó.

Si eres de los que están dispuestos a pagar más de 20 mil pesos por uno de los nuevos iPhone XS, XS Max o XR, tendrás que desembolsar además unos 200 pesos extra para poder usar tus viejos audífonos que no tienen conexión lightning.

​Una de las principales ventajas de tener uno de estos adaptadores es que te permitía usar los audífonos que tú quisieras, sin importar si eran los oficiales o no. Además, te permite conectar otros aditamentos que aún funcionan con una entrada 3.5mm como micrófonos.

Así que si aún conservas tu viejo adaptador lightning y piensas comprar el nuevo iPhone, te recomendamos no perderlo.