Con la promesa hecha hace un par de semanas por el técnico portugués Pedro Faria Caixinha, en el sentido de que “este equipo va a ganar”, el plantel celeste intentará recuperarse en lo anímico para tratar de superar lo realizado en el certamen pasado.

Con refuerzos de lujo, como los ex de Chivas de Guadalajara Orbelín Pineda y el juvenil Alexis Gutiérrez, además del charrúa ex de Santos Laguna, Jonathan Rodríguez, y el mediocampista peruano Yoshimar Yotún, el cuadro cementero comienza otra vez ese largo camino hacia el título o la frustración.

Con estos elementos y el plantel que continuó en los planes, en La Noria tienen que hacer, además, que su afición cruzazulina vuelva a creer en ellos tras lo ofrecido en esa final, que los vuelve a dejar como subcampeones del futbol mexicano.

Tanto directiva como cuerpo técnico armaron un equipo para competir con mayor fuerza el próximo torneo y se busca que la adaptación sea la óptima y el plantel esté listo para disputar la jornada uno ante el Puebla el día 4 de enero.

Con ese nuevo ímpetu, la Máquina cementera planea el siguiente certamen con el firme propósito de que ahora sí podrá darse el gusto de levantar ese trofeo

Para el timonel luso y el director deportivo, Ricardo Peláez, el haber caído en ese cotejo más que afectarlos, les motivó para llegar al Clausura 2019 con mayor ímpetu para ir con todo y poner fin a esa mala racha que carga el club desde 1997.

“Nos vamos a levantar”, fue la frase con la que directiva y plantel salieron del estadio Azteca después de esa enésima dolorosa derrota, al tiempo de resaltar los buenos resultados ofrecidos al término del certamen regular, que al final, quedan ahí para las estadísticas.

Y remata con un “se vale estar tristes y cabizbajos, pero todos debemos tener en mente que, con trabajo y humildad, las oportunidades seguirán llegando y nosotros no dejaremos de luchar”.

Con ese ánimo, la Máquina Celeste arrancará el torneo Clausura 2019, y además, con la encomienda de mantener la ilusión de sus fieles seguidores que a lo largo de la pasada competición vivieron así, ilusionados, salvo que ahora quieren resultados concretos.