Slider

El jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, encabezó hoy una ceremonia en memoria de las víctimas del atentado en la estación de Atocha que hace 15 años dejó 192 muertos y cientos de heridos.

En los homenajes realizados en la Puerta del Sol, en Madrid, participaron los principales líderes políticos junto a las asociaciones de víctimas, así como el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, quienes depositaron una corona de laureles.

En tanto, las campanas de toda la región repicaron en punto de las 9:00 hora local para recordar a los fallecidos por las explosiones, y después una orquesta, junto con el coro de la Comunidad de Madrid, interpretó la obra «In memoriam 11-M», compuesta por el madrileño Jorge Grundman.

Lee más en Excélsior.