Asociaciones feministas piden justicia por caso «Romina»

Portada Querétaro

El pasado 3 de mayo Karla Romina, mujer queretana de 35 años fue vista por última vez en la colonia Menchaca, al día siguiente fue reportada como desaparecida. La madrugada del 8 de mayo, una denuncia ciudadana alertó a las autoridades del hallazgo de una mujer asesinada en la colonia San Pedrito Peñuelas. El 11 de mayo, aproximadamente a las 17:00 horas, vecinas y colectivas feministas de San Pedrito Peñuelas realizaron una concentración para honrar la memoria de la mujer que fue encontrada asesinada en esa zona de la periferia queretana. Una hora más tarde un medio de comunicación confirmó que se trataba de Karla Romina. 

Esa misma tarde a las 16:00 horas, la Fiscalía del estado informó que detuvieron en el Estado de México al presunto asesino y abrieron la carpeta de investigación por feminicidio.

Ante estos hechos expresamos nuestra digna rabia y profundo dolor porque una vez más una mujer es reportada como desaparecida y las autoridades no agotan los esfuerzos para su localización con vida, siendo esta una prioridad.

Las autoridades de Querétaro tienen una deuda con las ciudadanas toda vez que de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) en Querétaro se reportaron de 2015 a 2018 un total de 16 feminicidios, sin embargo, las organizaciones feministas queretanas hemos cuantificado alrededor de 82 feminicidios de 2015 a 2019. En 2020 la Fiscalía reportó al SESNSP que abrió 8 carpetas de investigación por el delito de feminicidio y 10 por homicidio doloso, y 2370 carpetas por lesiones dolosas.

Hoy clamamos justicia por Karla Romina, y por: Susana, Marlene Fernanda, Nancy Guadalupe, Candy Karla, Diana; por las niñas:  Araceli y Dulce, y 100 mujeres y niñas más.  

Ante los hechos narrados hasta aquí, no podemos permanecer indiferentes y las colectivas, organizaciones y agrupaciones firmantes nos pronunciamos por:

  1. Que las autoridades del estado de Querétaro se apeguen al marco legal nacional e internacional que les obliga a garantizar la dignidad y la vida de las mujeres y las niñas, esclarezcan los casos de feminicidios, juzguen a los culpables e indemnicen a las víctimas colaterales. 
  2. La homologación de la Alerta Alba a nivel nacional y la activación inmediata de este protocolo de búsqueda de mujeres desaparecidas.
  3. Que las instituciones, gobernantes y sociedad garanticen nuestro derecho a una vida libre de violencia y se priorice la búsqueda en vida de forma inmediata de niñas y mujeres reportadas como desaparecidas.
  4. Que los medios de comunicación no se refieran a las mujeres asesinadas con calificativos denigrantes o deshumanizantes como lo siguen haciendo.