Autor de tiroteo de El Paso confiesa que su objetivo eran los mexicanos

El Mundo

Patrick Wood Crusius, el hombre blanco de 21 años que mató a 22 personas e hirió a otras dos docenas el pasado sábado en El Paso (Texas), confesó este viernes que el objetivo de su brutal ataque eran los mexicanos. Crusius no ofreció resistencia frente a la policía cuando lo detuvieron tras la masacre en el hipermercado Walmart y rechazó su derecho a guardar silencio. Desde entonces, ha estado colaborando con los investigadores. El detective de El Paso, Adrián García, sostuvo este viernes a AP que el joven se rindió. “Yo soy el atacante”, le dijo a los agentes.

En su confesión, el joven confirmó que había conducido desde su casa en el suburbio de Allen, a pocos kilómetros de Dallas (Texas), hasta El Paso. Un recorrido tarda cerca de 10 horas en coche. Antes del baño de sangre, la policía cree que Crusius colgó en Internet un manifiesto que hablaba de una “invasión hispana de Texas” y planteaba: “Si podemos deshacernos de suficientes personas, nuestra forma de vida puede ser más sostenible”. El texto promueve la teoría supremacista blanca conocida como “el gran reemplazo”, en alusión a un supuesto plan de las élites europeas para sustituir a la población blanca del continente por inmigrantes del norte de África y Oriente Próximo.

Las autoridades están investigando el más mortífero ataque a la comunidad latina en la historia moderna de Estados Unidos como un ataque terrorista doméstico. Muchas de las víctimas tenían apellido latino y ocho eran mexicanos. La frontera que une a El Paso (83% de hispanos) y la mexicana Ciudad Juárez es considerada una única entidad metropolitana, binacional y bilingüe, de casi tres millones de habitantes.