Esto pasa cuando das positivo a COVID-19 en Hong Kong

Darryl Chan dio positivo por covid-19 cuando aterrizó en Hong Kong el mes pasado. Más de dos semanas después, y a pesar de no mostrar ningún síntoma, permanece aislado en una cama de hospital sin señales de que le permitan irse.

 

«Creo que lo peor es no saber cuándo podré salir», dijo. «Casi sientes que estás de regreso en la escuela, con el despertar y la hora de dormir controlados, (y) sin poder controlar lo que puedes comer».

Hong Kong, junto con China continental, es uno de los pocos lugares del mundo que todavía aplica una política de cero covid. La prioridad de la ciudad es reabrir las fronteras con el continente, no con el resto del mundo, dijeron las autoridades de Hong Kong.

Eso significa que a la mayoría de los no residentes se les prohíbe la entrada, mientras que casi todos los que llegan del extranjero deben pasar 21 días de cuarentena, incluso si están completamente vacunados.

Hong Kong considera a los viajeros del Reino Unido como de alto riesgo para la variante ómicron, sujeto a sus medidas de prueba y cuarentena más estrictas, que incluyen pasar los primeros cuatro días en un campamento del gobierno.

El 19 de diciembre, Chan voló de Londres a Hong Kong para comenzar un nuevo trabajo.

Chan dijo que estaba completamente vacunado y tenía una dosis de refuerzo y había dado negativo en la prueba de covid-19 varias veces antes de su vuelo. Estaba mentalmente preparado para la cuarentena, pero no para lo que sucedió después, dijo.

A su llegada a Hong Kong, Chan tomó una prueba obligatoria de covid-19 y esperó horas en el aeropuerto. Su resultado se determinó como «preliminarmente positivo», lo que significa que se le pidió que se hiciera otra prueba. Luego lo trasladaron a un área acordonada con una cama improvisada.

«Definitivamente fue un poco impactante», dijo Chan. «Habiendo hecho tantas pruebas en la semana previa a mi vuelo, y todas resultaron negativas … nunca pensé que en realidad daría positivo a la llegada».

Unas 13 horas después de que aterrizara su avión, Chan fue trasladado en ambulancia a un hospital cercano para realizar más pruebas. Más tarde se confirmó que tenía la variante ómicron, aunque permaneció asintomático.

«(Tenía) ese sentimiento de pavor, en el que dices, ‘Oh, Dios, ¿qué va a pasar ahora?'», dijo. «Definitivamente me sentí bastante atrapado … no se puede simplemente decir, ‘Voy a volver en un vuelo e ir a otro lugar'». Realmente estás atrapado allí, así que fue una sensación bastante aterradora».

Las medidas de Hong Kong y su política de ‘cero covid-19’

No son solo los viajeros los que se enfrentan a una hospitalización indefinida cuando dan positivo en la prueba de covid-19 en Hong Kong.

En los últimos días, Hong Kong identificó varios casos de la variante ómicron en un grupo vinculado a la tripulación aérea, rompiendo una racha de casi tres meses sin infecciones por covid transmitidas localmente. Los infectados confirmados también fueron enviados al hospital.

Mientras tanto, cientos de personas, incluidos más de 20 empleados de restaurantes, considerados contactos cercanos de los casos positivos, fueron enviadas al campamento del gobierno para 21 días de aislamiento y pruebas exhaustivas. Cualquier resultado positivo significaría un traslado al hospital.

Cualquiera que haya asistido a las mismas instalaciones que los casos positivos aproximadamente al mismo tiempo en los últimos días también recibió la orden de hacerse una prueba, mientras que varios edificios residenciales vinculados al grupo fueron bloqueados temporalmente para realizar pruebas masivas.

A medida que aumentan los temores de la transmisión local de ómicron, la líder de Hong Kong, Carrie Lam, dijo este martes que la reanudación de los viajes normales entre la ciudad y China continental «tendrá que esperar otro tiempo».

Justo antes de que emergiera el cúmulo, Lam reafirmó la postura de cero covid de Hong Kong.

«Hong Kong ha estado tomando medidas muy estrictas para protegerse contra la importación de casos con miras a mantener cero la infección local», dijo en un comunicado el 28 de diciembre. «Ante el feroz ataque de ómicron, debemos estar aún más atentos».

Atrapado en el hospital

Según las autoridades de Hong Kong, el período mínimo de aislamiento para cualquier persona que dé positivo en la prueba de covid-19, incluso si es asintomática, es de casi un mes. Deben permanecer en el hospital durante al menos 10 días y no se les permite salir hasta que den negativo dos veces seguidas, sin importar el tiempo que sea necesario.

Pero incluso dar negativo dos veces no significa que las personas puedan irse a casa. Después de eso, los que están bajo órdenes de confinamiento son trasladados a un centro de aislamiento durante 14 días más.

Al llegar al hospital, Chan fue internado en una sala de aislamiento con otros dos viajeros que dieron positivo, también con ómicron. Está confinado en su habitación las 24 horas del día sin aire fresco ni ejercicio al aire libre.

Su día sigue una rutina establecida por el hospital. A las 8 am, lo despierta un tintineo en el sistema de megafonía y un anuncio que le recuerda que debe tomar sus propios signos vitales.

Recibe las comidas provistas por el hospital en horarios fijos. Mientras tanto, pasa el día conectándose con familiares y amigos en las redes sociales y viendo Netflix.

«Yo diría que probablemente temprano o a media tarde es el momento más difícil del día», dijo. «Por la mañana, revisas tus correos electrónicos o redes sociales. Pero para cuando el almuerzo se balancea, es cuando dices: ‘Realmente no sé qué voy a hacer'».

Si bien dice que sus doctores han sido muy profesionales, no pueden decirle cuándo puede ser dado de alta. «Todo depende de cuándo dejo de dar positivo, y luego comienzan la cuenta regresiva final desde ese punto», dijo.

 

CNN