Lamentan en Xochimilco “castigo” tras muerte en trajineras

México

Las personas que viven de las trajineras lamentan que sea a ellos a quienes se castigue e impongan restricciones tras la muerte de un joven.

Remeros y vendedores de las trajineras consideran poco probable que se puedan aplicar las restricciones anunciadas por la alcaldía Xochimilco, tras la muerte de un joven de 20 años que cayó a un canal.

Algunos comerciantes como Cristina Calderas -quien se dedica a la venta de cerveza- expresaron sus inconformidades y advirtieron que defenderán su fuente de trabajo.

“Pues de aquí saco para comer, me afectaría mucho (si prohíben la venta de cerveza). No creo, porque es centro turístico, no creo que, a nadie, somos 80 y tantos, no nos vamos a dejar, esta es nuestra zona de trabajo. Nos pagan como remeros y no de salvavidas”.

Los remeros también se manifestaron en contra de las medidas. Denuncian que continuamente son amedrentados por el personal de la alcaldía y esto podría darles más elementos para seguir con sus abusos.

“Y no por uno vamos a pagar todos, ahora lo que acaba de decir que va a meter chalecos y cuanta madre, para qué el antidoping, para qué los chalecos, el que está pagando es el cliente. Ora el chaleco está bien, pero solamente que de la delegación nos lo proporcionen, van a querer que lo saquemos de nuestro presupuesto”.

Asimismo, expresan su desacuerdo por ser a quienes están pasándoles factura por el accidente ocurrido el pasado 1 de septiembre.

“Hay mucha diferencia entre remeros y salvavidas, a nosotros nada más nos pagan como remeros y no de salvavidas. Aquí si el cliente hubiese obedecido no hubiese pasado esto”, dijo Gustavo, remero.

Mientras tanto, autoridades de Xochimilco se encuentran en los 10 embarcaderos verificando que se cumplan las disposiciones, aunque se dio un plazo para los chalecos salvavidas.

La Procuraduría de la Ciudad de México confirmó la causa del fallecimiento del joven de 20 años que cayó de una trajinera el domingo pasado, en Xochimilco. Ya fue sepultado en Puebla.