Pareja adoptó a niña y resultó ser una sociópata de 22 años

El Mundo

Autoridades de Indiana acusaron a una pareja por abandonar a su hija adoptiva que sólo 11 años, para mudarse a Canadá, además de que no la apoyaron económicamente y se deslindaron de su responsabilidad , sin embargo, los padres señalaron que la mujer contaba con 22 años y que amenazó con matarlos en varias ocasiones.

Los fiscales de Tippecanoe levantaron cargos por negligencia contra Michael Barnett y Kristine Elizabeth Barnett.

Según declaraciones en el caso, la pareja adoptó a la pequeña en 2010 y un médico resolvió después de examinarla que su edad no era de 8 años, sino de que se trataba de una adolescente que padecía enanismo.

“Le estaba dando el baño y me di cuenta de que tenía vello púbico. Me quedé en shock. Me habían dicho que tenía 6 años y era muy evidente que no tenía esa edad”, relató la acusada.

El padre aseguró a un detective que cambiaron la edad legalmente de la niña a 22 años, además pactaron que cuando alguien les preguntara sobre su edad ellos afirmarían que “se ve joven pero en realidad tiene 22”.

La pareja señaló para defenderse que la joven era una sociópata que fingía ser una niña y que incluso intentó matarlos.

“Estaba parada en medio de la noche. No podías irte a dormir. Tuvimos que esconder todos los objetos afilados […] La vi poner productos químicos, lejía, Windex algo así, en mi café y le pregunté, ¿qué estás haciendo? Ella dijo: “Estoy tratando de envenenarte”.

Barnett le declaró al detective que su esposa y él alquilaron un departamento, en julio de 2013, donde la dejaron sola y a la deriva, sin que conociera a nadie y sin apoyo económico, todo esto con el fin de mudarse en compañía de sus hijos biológicos a Canadá.

A pesar de esto, no se sabe con exactitud, el tiempo que pasó sola la niña antes de que se supiera sobre su situación y por qué tardó tanto en concluir la investigación en contra de los Barnetts.

“Los medios me están pintando como un abusadora de niños, pero aquí no hay niños […] Natalia era una mujer. Ella tenía períodos. Ella tenía dientes adultos. Nunca creció ni una pulgada Todos los doctores confirmaron que padecía enfermedades psicológicas graves que sólo se diagnostican en adultos”, explicó

Incluso, años atrás los padres adoptivos llevaron a la niña con un especialista donde confesó que no tenía 9 años sino 18, según testimonios, además durante una consulta en el Hospital Laure Carter admitió que deseaba matar a sus padres y que no se sentiría mal porque le parecía divertido.

La corte Superior del condado de Marion determinó que Natalia nació en 1989 y que había mentido para ser adoptada, además era originaria de Ucrania donde alteraron su acta de nacimiento para favorecerla.

Aún así, la pareja fue acusada por abandono infantil y lograron la libertad bajo fianza luego de pagar una fianza de 5 mil dólares, sin embargo, el caso continúa y tendrán que presentarse en la corte para la primer audiencia.