Querétaro prohibirá los popotes a partir del 1º de octubre

Portada Querétaro

El presidente municipal de Querétaro, Luis Bernardo Nava, informó que a partir de este próximo martes 1 de octubre la utilización de popotes estará prohibida en negocios y restaurantes, esto como parte del programa “Respira Querétaro, sin popotes”.

Nava Guerrero anunció que será ese día cuando entré en vigor la reforma al Reglamento de Protección Ambiental y Cambio Climático del municipio de Querétaro, que el Cabildo aprobó el pasado 25 de septiembre de 2018.

“En términos prácticos consiste en que a partir de esa fecha, el próximo martes, queda prohibida la entrega de popotes de plástico en restaurantes, cafeterías y hoteles, entre otro establecimientos”, especificó el Alcalde capitalino.

👉 A partir del primero de octubre, estará prohibido el uso de popotes de plástico en restaurantes, cafeterías y hoteles de la ciudad. Con Respira Querétaro Sin Popotes, hacemos la diferencia por un mejor futuro. #QROSinPopotes

Posted by Municipio de Querétaro on Tuesday, September 24, 2019

Esta medida, explicó, se tomó por el cuidado del medio ambiente, por la protección de lafauna y flora y para reducir la contaminación que generan estos productos.

“En nuestro país, el 95 por ciento de los popotes nos e reciclan, por lo que una parte de ellos llegan a los rellenos sanitarios, pero otra proporción permanece en el medio ambiente, contaminando los suelos, ríos y mares, afectando a las especies que habitan en esos lugares”, añadió.

Recordó que los popotes está hechos con petróleo, por lo que tardan más de 200 años en degradarse, fragmentándose también en micropartículas de plástico que contaminan y dañan a los organismos de la naturaleza 

“De acuerdo con los reportes de la ONU, los océanos contienen 18 mil fragmentos de plástico por kilómetro cuadrado, lo que ha impactado en la muerte de 1 millón de aves, cerca de 100 mil mamíferos marinos, de 600 especies y de tortugas marinas”, informó Luis Nava.

Es por ello que hizo un llamado a la ciudadanía para decir “no al popote” y “sí al medio ambiente”.